miércoles, 18 de febrero de 2015

Las que caemos por el camino

Recuerdo los inicios de este blog, allá con mi positivo. Había ganas de escribir y tiempo libre.
Cuando bebote nació, seguía habiendo ganas de escribir, y aún algo de tiempo libre.
Pero a medida que bebote deja de ser bebote y se convierte en chicazo, el tiempo libre y las ganas se esfuman. Y parece ser algo más que habitual, ya que mirando esta mañana la lista de blogs que leía cuando tenía tiempo, veo que muchas han caido y la última vez que escribieron fúe hace más de cuatro meses.
Parece que las ganas de seguir contando cosas disminuyen a medida que los niños crecen y el olor a bebé se esfuma de sus habitaciones.
Ayer leía la gran noticia de que Alejandra, de la aventura de mi embarazo, repite maternidad. Cuanto me alegro por ella, y que envidia me da.
Yo doy por cerrada mi fábrica.
He ido y venido como las mareas, he pasado de las ganas irrefrenables de tener otro, a negarme de la forma más rotunda, de forma cíclica, como las mareas. Y parece que de manera definitiva el arroz mental se me ha pasado.
Sinceramente, creo que nos sobra con uno. A los dos.
Nos ha tocado un niño muy movido y nada dócil, y a nosotros nos falta paciencia y saber. También nos falta dinero y un trabajo normal. Lo de ser autonomo y no tener bajas es una jodienda. Igual es que nos sobra egoismo. Supongo que hay un poco de todo. Pero sin duda el crio no ayuda.
Hay días que son una auténtica mierda. Mejor dicho. MIERDA.
Días en los que hay que lucharlo absolutamente todo. Que desayune, que se vista, que se lave los dientes, que se ponga el abrigo, y así hasta que son las 9 de la noche y se va a la cama. Te has pasado el día de puta gresca. Una detrás de otra, diciendo que cojones estarás haciendo mal. Y como esos hay muchos días.
Incluso te planteas ir a un psicologo, a que te mire a ver si lo estás haciendo mal.
Y luego hay días maravillosos como el de ayer. En el que todo va rodado, esta super contento, lo hace todo con ganas y gusto, y dices, joder, si hubiera más dias como estos, igual hasta te pensabas lo de repetir. 
Hasta que oyes llorar al bebé de la vecina a las 12, a las 02, a las 04 a las 07 y asítoldía. O vuelves a tener un día de mierda.

Pero siendo coherente, te plantas. Porque a mi, personalmente me sobra con uno. En otras circunstancias, es muy probable que hubiera sido distinto, pero teniendo en cuenta como soy yo, como es mi marido, como es el niño, y nuestras circunstancias, considero la fábrica cerrada.

martes, 30 de septiembre de 2014

El verano y la vuelta al cole.

La vuelta al cole no ha sido tal ya que el niño se ha pasado el verano en la escuela de verano de su mismo cole.
Es lo que hay. Nosotros tenemos que trabajar, y mi suegra ya carga con dos sobrinos todo el verano. No tengo tanto morro como para empaquetarle a uno más, que ya son muchos años los que tiene, y los niños, aunque diga que no, dan mucho curro.
Además, los nietos están para disfrutarlos, no para criarlos, siempre que no sea por causas de fuerza mayor. Y como nos hemos podído organizar (y pagar), el niño ha ido al cole de verano de 9 a 3 y media, y por las tardes ha estado con su padre o conmigo. Es decir, lo mismo que hacemos el resto del año.

Y la verdad es que estamos muy contentos con la experiencia. El niño se lo ha pasado muy bien, ha mantenido sus rutinas, no se ha aburrido, ni se le ha hecho largo, ni a nosotros tampoco, que hay muchos días de verano. De hecho hemos mantenido hasta las clases de natación.

A mi me ha parecido una buena forma de llenar los largos días de verano, ha ido al cole a jugar, a la piscina a nadar, ha habido ratos de ocio, creo que ha habido de todo, y ha estado muy bien. De hecho, este verano ha aprendido a nadar, con tres años y medio.

El cole de verano ha sido el cole de jugar. Las actividades que han realizado han sido lúdicas. Juegos de agua, refuerzo de inglés en versión diver, con canciones y juegos, deportes, teatro, cosas así.

Los principios fueron un poco trabajosos. La profe que tuvieron los primeros días la verdad es que tenía la misma gracia que una maceta mustia, y el niño al principio no quería ir. Esto duro dos semanas. Cuando vio que se lo pasaba bomba, pasó de entrar llorando a entrar corriendo.

Yo recuerdo mis veranos, y la palabra definitoria para ellos podría ser la de "aburrimiento". Tuve la suerte de criarme con mis abuelos, lo que tuvo muchísimas cosas buenas para mi. Pero también tuvo algunas malas. Y una de ellas fué la falta de actividad deportiva, o de actividades, en general. Los veranos, a parte de un viaje más o menos largo para ver a mis padres, era básicamente aburridos.

Las diversiones disponibles eran los amigos de la calle, cuando aún se podía jugar en la calle, y madre mía que recuerdos. Pero cuando los amigos de la calle se iban de vacaciones, o no había nadie disponible para jugar, como alternativas había 1 solo canal de televisión, y juegos/libros/pinturas en casa.

No tenía hermanos, y ya me lo decía otra hija única de mi quinta. Los hijos únicos leiamos muchisimo. Los libros de los cinco, nos los habiamos leido cada uno como cinco veces. Amén de las gemelas O' Sullivan creo recordar y algúnos más de la época que no recuerdo. 

Así que una vez leida por quinta vez la aventura de los cinco en la playa, una vez pintado, pegado, recortado, cosido y jugado con todo lo disponible durante una semana, el resto de semanas de verano se hacían algo largas.

Mis abuelos no erán de salir. A ningún sitio. Ni a comer por ahi, ni de excursión, ni nada. Así que pocas opciones había.

Ahora lo recuerdo, y haciendo memoria, defino mis veranos de niña como tranquilos (aburridos), reposados (aburridos), relajados (aburridos).

Era otra época, en la que ni de lejos se hacían tantas cosas como ahora, no había coles de verano, ni tanta oferta lúdica como la que hay ahora. Quizás era porque había menos necesidad de ello. Muchas madres no trabajaban fuera de casa, no había la necesidad de colocar a los niños. Y también, porque no, se vivia con menos dinero. Todas esas cosas cuestan pelas. Muchas.
Pero a parte de eso también fueron otras circunstancias. A parte de si habia más o menos oferta de ocio para los niños en verano, la vida con los abuelos era aburrida, determinada por su propia inactividad.
Son los padres o cuidadores o tutores los que determinan la vida del niño, y en ese caso la mia estaba influida por quien me cuidaba.
Así que no habia excursiones, ni deportes, ni salidas a comer fuera, ni cosas de esas.

Con lo cual, para mi la vuelta al cole era algo deseadisimo. Un acontecimiento. El día anterior creo que ni dormía.

Y para mi hijo ha sido un día más. Y para mi como madre también.

El ha seguido yendo al cole, lo que ahora ya no va al cole de jugar, va al cole de aprender muchas cosas para poder hacer tal y cual, explicado de una manera muy simplista: Hemos vivido un verano muy activo, por el que yo hubiera matado de pequeña de haber sabido que existia. Y la vuelta al cole ha sido un paseo  en comparación a lo que supuso el año pasado.

El año pasado recuerdo ducharme antes de salir de casa, y necesitar una ducha después de haber dejado al niño en el cole. Para las que quieran hacer memoria, el relato de como dejar a tu hijo en el cole y casi cascarla en el intento está aqui.
Fué horroroso.
Y este año está siendo todo lo contrario.
Entra solito, y contento, que es lo más importante.
Cuando puedo asomo la cabeza a hurtadillas por una de las ventanas que dan al pasillo donde cuelgan sus mochilas, y le veo colgar sus cosas como un chico grande y entrar solito y bien a la clase.
Con lo que nos costó el año pasado, y lo fácil que es ahora.





martes, 23 de septiembre de 2014

Estoy gorda y sigo de post parto casi cuatro años depués.

Y no es que me sienta orgullosa. Pero es lo que hay.
Siempre he sido de buen yantar y poco andar y de constitución digamos que tirando a nórdica.
A cuatro años de mi parto sigo pesando más que cuando salí del hospital.
Podría hacer cerrado la boca, y abierto más las piernas (para correr, malpensad@s!!), pero no ha sido así.

Y me toca terriblemente los bemoles ver que la prensa, revistas, tele mierda, y demás, se ensañan con quien está gorda o ha cogido peso, como si eso fuera peor que ser imbécil.

La última, Tania Llasera, por haber cogido peso después de haber dejado de fumar. Será que fumar y estar flaca es mejor que estar jamona y sana ¿? O será que hay mucho imbécil suelto con el tejido adiposo ocupando el lugar de lo que debiera ser su materia gris ¿?

El otro día mi sobrina y su amiga, las dos de entre 11 y 13 años, y en fase prepavo, me sueltan que menganita esta gorda y que casi vacia la piscina cuando se tira a bomba.
La tal menganita de la que no daré nombres, es campeona de España de su deporte que tampoco diré. Es una tia grande, y no está gorda. Esta fuerte. Fuerte de musculada y de constitución grande. Pero no gorda.

A mi se me cayó la moral al suelo. No por mi. Sino por lo que estamos creando. Que una tia fuerte y sana sea vista como gorda, y se ponga por paradigma de belleza a un saco de huesos, es preocupante. Que esté mejor visto fumar y estar seca, porque es muy cool y cualquier trapo sienta bien, que ser la campeona de España de tu deporte, y haya quien tenga narices de decirte gorda.

Luego nos quejamos de que las niñas tienen anorexia o bulimia. 

Yo personalmente me niego a entrar en ninguna tienda del imperio Inditex y tener que sentirme relegada al rincon de las gordas tallas grandes, porque una 46, y una 48, señores, no es talla grande, es talla de mujer. Me niego a sentirme despreciada e infravalorada por unos cánones de belleza que ahora dicen que hay que estar seca y ser semi andrógina para estar buenísima.
Me niego a que cuatro degenerados, como ese modisto de gafas oscuras y aires pseudoSS elijan a palos para pasear sus prendas en sus desfiles. Me niego a que eso siente cátedra.
Me niego al verduleo de Telecinco y las cotorras despellejadoras del QMD que sacan fotos de famosas a las que se le ve la celulitis o el michelín ¡¡OMG!! Como si eso fuera lo peor del mundo mundial.
Me niego a que estes obligada a salir del hospital despúes de haber parido, buena no, buenisima. Sin tripa, ni tetas caidas, ni celulitis, o a que en un plazo mínimo de tiempo ya estés espléndida y puedas lucir biquini haciendo el puto pino delante de un cuadro de budda, que esta muy de modda.
Me niego a leer la prensa rosa y ver como admiran a quien casi sale del hospital con el niño el brazos recien parida, con tacones del 10 y marcando cintura, como si fuera una obligación más, la de salir rebuena de un parto.
Me niego a leer como hacen leña de quien esta gorda, de quien tiene celulitis, de quien tiene arrugas.

Todo eso a una tia de 36 con el culo pelao, le entra por una oreja y le sale por la otra. Ya sabemos lo que es normal, y lo que no lo es, lo que significa tener una genetica espectacular,o  un buen físico previo esculpido a base de deporte, o un buen cirujano plástico y/o muchas capas de photoshop. Lo que es en realidad, o lo que nos quieren vender.

Pero a una chavala de 11 en fase pre-pavo, esto le puede hacer mucho, muchísimo daño.

Hay cosas mucho peores. Es mucho peor ser idiota, estúpido, engreido, soberbio, intransigente, intolerante, cotorra, inculto, necio, frívolo, y suma y sigue. Por eso no entiendo esa guerra contra quien ha cogido peso o contra quien esta gordo. Que la Llasera ha engordado porque dejo de fumar? Maravilloso.
Por mi como si engorda a base de comer Joselitos. Mejor para ella.

Estar gordo tiene arreglo. Lo otro no. 




viernes, 19 de septiembre de 2014

No admito comentarios con spam ni publicidad (Novalac)

Novalac, supongo que hay formas mejores de hacer seo que ir dejando comentarios con enlaces a vuestro site con el anchor link que os interese. Digamos que es una forma algo marraneta de hacer seo y quedar como el culo. Supongo que si cuela, cuela, pero no en mi blog. Sorry. A seguir buscando, o a mejorar las técnicas de seo.

miércoles, 27 de agosto de 2014

El robo de los test de embarazo.

La jodienda de estar jugando a la ruleta rusa es que cada fin de ciclo te entran los mil males.
Ruleta rusa, a.k.a, hacerlo a pelo o a marcha atrás, según lo apretao que esté el pariento.
Así que ultimamente cada fin de mes es una juerga. Que si me duele una teta, que si estoy hinchada y no es de comer helados, que si no me baja, que si mancho, y la mente que se lo pasa bomba dándote por ahí.
Al final la teta te duele porque te tenia que doler, estás hinchada y sí, es de comer helados, y no te baja y manchas una semana antes de la regla, porque el cuerpo es un jodido cabrón y te hace entrar en pánico para reirse un poco.
Así que el mes pasado, con medio ataque de ansiedad, me fuí a la farmacia a por un test de embarazo.
Entré con cara de crisis histérica (porque aún no lo tengo nada claro), y salí con cara de gilipollas.
No hay nada mejor para quitarte la tontería que salir de la farmacia con una tira reactiva a la orina a 10 euros.
Entre los nesspresso y los predictor nos toman el pelo la pasta de lo lindo.
Me pareció poco menos que un atraco pagar 10 euros por una mierda de tira reactiva metida dentro de una mierda de plástico mal hecho (será porque pedí el test más barato), en una caja de cartón. 
Así que con mi espanglish me meto en amazon y busco "tiras embarazo". Y encuentro 10 tiras de embarazo, en teoría de alta sensibilidad, por 4.75 euros envio incluido.
Es decir, 0.475 euros la tira.

                                                     0.475€ 10 unidades  vs 10€ una unidad



Me quedo con las de 0.475, que la caja de cartón y la carcasa de plástico me las paso por el forro, y por 4.75 euros tengo suficiente para que no me pegue un ataque de ansiedad cada fin de ciclo, sin que tenga que preocuparme por gastar 10 euros para quitarme el susto de encima. 

lunes, 28 de julio de 2014

Con los ojos cerrados

Por llamarlo de alguna forma. Si es que tiene nombre.

He estado dándole vueltas al tema de ir a por el segundo prácticamente desde que nació el primero. Y ha sido agónico. Unos días que sí que quiero, otros que no, otros que no lo se, otros que que es lo que hacemos, pisha, el pisha que se hace el sueco. Etapas de querer mucho y encabronarme porque Leónidas no queria. Y días, muchos,  de decirle a Leónidas que si no quiere más, que me parece muy lícito, pero que se la corte y así yo dejaría de tomar hormonas después de 15 años.Que ya he cumplido. Y encabronarme porque Leónidas se hacía el sueco.

Y es que tienen una habilidad para hacerse los suecos capaz de sacar de sus casillas a un muerto y sobre todo cuando se trata de que alguien con bata blanca (y no de pornoenfermera)  les toque el aparato.
A nosotras nos pueden hacer las mil y una perrerias, pero si para tener hijos, fuera a ellos a quienes hubiera que tocarles el nabo una decima parte de lo que nos tocan a nosotras los bajos en un embarazo y parto, ya nos hubieramos extinguido hace miles de años.

Asi que haaaarta de darle vueltas, y de marear la perdiz, para al final no llegar a nada, y en un ataque de encabronamiento supino con el Leónidas y sus largas suecas, y el Nuvaring de las narices de a 20 euros el sobre, te la estoy metiendo doblá para que Leonidas pueda chingar sin una bolsa de carrefú en el nabo, lo mandé toatomarporculo.

Esto es:

"Oye, que me he quitado el anillo, a partir de ahora te encargas tu del tema, que yo ya he cumplido"

Responden:

"vale"

Y así nos quedamos con cara de buenovale esperando al primer polvo. A ver que pasa.

Pues a pelo.

Habrá sido un calentón. Vamos a ver que hace en el segundo.

Seguimos igual.

Y el tercero? A ver si es que se lo piensa mientras tanto...

Nasti de plasti.

Y asi llevamos ya unos cuantos.

Asi que a buen entendedor, pocas palabras bastan. Y como yo entiendo muy bien, y por si acaso, pues no pregunto.






martes, 15 de julio de 2014

He vuelto

Porque el blog es mio y hago lo que me da la gana. Aunque no me lea nadie y ahora menos, ya que seguramente estos 5 meses de parón habrán supuesto que alguna seguidora me haya mandado a pastar, y con razón.

Pero vuelvo por tres motivos.
  1. porque me gusta escribir, y últimamente lo echaba de menos. 
  2. porque sino, no cuento nada, ni con detalles, ni sin ellos. Lo cerré por estress y por miedo a perder nuestra privacidad. Pero eso supone no escribir nada, con lo que eso supone. Nada. Cero recuerdos. Asi que omitiendo detalles que puedan hacer que alguien me reconozca, seguiré escribiendo. Cuando pueda. O cuando tenga ganas. 
  3. porque me he desestresao. He dicho. He necesitado cinco meses creo para semi recuperarme de un fin de año / inicio del siguiente que ha sido de traca. Hemos vendido el piso, hemos vivido en casa de la suegra, nos hemos comprado otro piso, nos hemos mudado, hemos vivido tres meses sin cocina (tres), hemos abierto una tienda, y a mi no me ha pegado una crisis de ansiedad porque soy de caracter pachorro, pero poco me ha faltado. Asi que he dejado el blog, he cerrado el facebook, el twitter, las analitycs, he dejado de correr, de ir a natación, he tenido que soltar lastre. No se puede. A mi no me dan las horas del dia. Será que soy una desorganizada consumada. Pero es lo hay. 
Pero como después de la tormenta siempre llega la calma, parece que hemos dejado atrás los rápidos, y las cosas se van asentando, asi que me tomo la libertad de retomar el blog con el firme proposito de escribir cuando me venga en gana, y seguir sin facebook ni tuiter, porque no me da. Y que conste que me sabe mal porque he conocido a gente cojonuda. Pero es que no me da.


Asi que aqui estoy.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...